domingo, 30 de diciembre de 2012

La anciana señora Webster


Autor: Caroline Blackwood
Editorial: Alba
Colección: Clásicos Modernos
Páginas: 160
ISBN: 84-84282147
Cuatro mujeres, cuatro generaciones. La bisabuela Webster, guardiana de la "corrección" de la familia que nunca ve. Su hija, la abuela Dunmartin, recluida también en una colosal casa solariega en el norte de Irlanda. Su hija, la tía Lavinia, entre grandes fiestas e intentos de suicidio. Y, por último, en la rama más joven de esta excéntrica genealogía, una joven huérfana de padre, aún en "la fase de escuchar torpemente".

Hace poco tiempo cayó en mis manos este libro de cuya autora no había oído hablar nunca. Parece ser que Caroline Blackwood es una gran desconocida en nuestro país pero que adquirió bastante fama en Reino Unido llegando a ser nominada por esta novela con el premio Booker Prize en 1977.
La obra con tintes autobiográficos y tonos góticos narra una historia familiar que abarca cuatro generaciones empezando por la bisabuela Webster y terminando con la narradora y protagonista de la misma.

En mi opinión el encanto del libro reside en su falta de estructura, parece estar escrita a "trompicones" pero con gran intensidad.
La novela se estructura en cuatro capítulos.
En el primero, nuestra protagonista, relata su estancia en casa de su bisabuela que a pesar de ser terriblemente rica es terriblemente austera llegando a sufrir incomodidades (impuestas por ella misma) y sintiéndose orgullosa de ello.
En el segundo capítulo quien lleva la voz cantante es la tía Lavinia (hermana del padre de la narradora), mujer alocada y frívola que lleva sus excesos hasta el extremo de intentar suicidarse en varias ocasiones.
En su descripción y estilo de vida vemos la gran contraposición que existe con la bisabuela Webster.
El tercer capítulo está dedicado al padre de la joven (muerto prematuramente en la guerra) y a cómo lo recuerda un amigo de su juventud que a la vez irá descubriéndole aspectos de sus abuelos que ella desconocía. Hablará abiertamente de la decadencia de su mansión familiar, de la miserable vida de su abuelo Dunmartin y de la demencia sufrida por su abuela que llega incluso a querer arrebatarle la vida a su propio nieto.
Por último en el cuarto capítulo, una narradora ya adulta vuelve a reencontrarse con el recuerdo de su anciana bisabuela y relata con cierta comicidad y grandes dosis de acidez el funeral de ésta.

Una novela peculiar que, considero,no dejará indiferente al lector.

5 comentarios:

  1. No lo conocía, pero tiene muy buena pinta.
    Por lo que cuentas en la reseña, creo que puede gustarme =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. A mí me encantan las historias de familias y varias generaciones y esta no la conocía pero ya me la he apuntado que seguro que me gusta
    besos

    ResponderEliminar
  3. No quisiera dar un traspiés así que como está escrita a trompicones creo que ésta no me la apunto a pesar de que la sinopsis me atraía.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No la conocía y me llama muchísimo la atención lo que cuentas de ella, le voy a sacar una foto a la portada para no olvidarme ;)

    ResponderEliminar
  5. Hace tiempo que la leí y, al ver tus comentarios, he recordado que me suscitó impresiones contrapuestas pero, una vez acabada, descubrí que la había leído de un tirón... Gracias por remover este recuerdo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!