domingo, 16 de diciembre de 2012

Lo specchio di Beatrice



Autor: Marta Dionisio
Editorial: Fazi
Año: 2010
Idioma: Italiano

Jessica, dieciséis años, pantalones de cintura baja, inquieta, desordenada, movil- dependiente. Una adolescente como otras. Beatrice, coetánea de Jessica, estudiosa y sensata, respetuosa hacia las reglas impuestas en casa. También ella una adolescente de tantas.
Imposible?
De ninguna manera si se tiene en cuenta que Jessica vive en el 2010 mientras que Beatrice es una adolescente en la Italia fascista de los años cuarenta.
Dos destinos paralelos que se cruzan un mágico día a comienzos del verano cuando, de frente a un espejo, los rostros de Jessica y Beatrice se escrutan aterrorizados e incrédulos, un momento antes de que las dos chiquillas se reencuentren proyectadas una en el cuerpo de la otra. Para ambas es el inicio de una serie de vicisitudes tragicómicas que las obligará a medirse con mundos y reglas desconocidas y a descubrir algo nuevo de ellas mismas. Sin los episodios de Lost, sin Internet, lejos de las amigas y del novio, Jessica se mueve como una extraviada Alicia en un país de pocas maravillas y de miles de locuras, donde es seguida por las gobernantas, abofeteada por el hermano por haber dirigido la palabra a un chico, obligada a una cita organizada con el vástago de una rica familia. Por su parte, Beatrice se empeñará no poco para superar el terror por el despertador digital, a no cambiar los SMS por mensajes de socorro, a rechazar escandalizada los ataques de los chicos, ingeniándoselas para superar peleas sentimentales para ella hasta el momento impensables.
Hasta que el peso de la Historia no llamará a la puerta de ambas.
Acabo de terminar de leer este libro escrito por una jovencísima autora italiana, Marta Dionisio.
El libro, si bien dirigido especialmente al público juvenil, es capaz de capturar a cualquier lector.
El interés de esta historia reside en el hecho de que el espejo no nos lleve a un mundo de criaturas mágicas y fantasía, sino que nos trasporta a la Italia de 1943, a la Segunda Guerra Mundial y al régimen fascista.
El intercambio se produce entre dos adolescentes totalmente contrapuestas y que en un principio afrontan aterrorizadas su destino.
Jessica, es una niña mimada, con las mismos problemas y la misma vida que millones de adolescentes de hoy en día; mientras que Beatrice es la hija perfecta de una familia bien: estudiosa, responsable, sensata…
Pero este “incidente” cambia la vida de ambas para siempre.

SPOILERS:
Inicialmente nuestras protagonistas se sienten perdidas en el mundo de la otra.
Bea no entiende los avances y comodidades de las que disfrutamos en el siglo XXI y asiste escandalizada al comportamiento de sus compañeros y amigos y a la relación que Jessica tiene con su familia.
Mientras que Jess se siente atrapada en los años 40. Todo le parece rígido y serio y experimenta en sus propias carnes la falta de libertad que sufre Beatrice.
Sin embargo poco a poco se va operando un cambio en las chicas.
Mientras que Bea  va siendo atraída por un mundo tan sencillo a sus ojos, con una tecnología que simplifica tanto la vida y unas costumbres relajadas, Jess en su lugar, vive la terrible experiencia de la guerra, la miseria y las represalias de los invasores alemanes.
Pero en el fondo cada una descubre el lado positivo en el mundo de la otra.
Beatrice comienza a ser más despreocupada, a sentirse más libre, a vivir la vida, a divertirse, a ser más Jessica.
Mientras que Jessica empieza a madurar. Deja de ser tan egoísta, a apreciar más lo que tiene y comienza a ver el mundo con otros ojos.
Hasta tal punto se sienten cómodas que dejan de tener ganas de volver a su vida real.
Como he comentado, éste es un libro para adolescentes y no pretende darnos una lección de Historia por lo que muchos de los episodios no están para nada narrados con crudeza.
Subyace una lección moral en esta novela; aquello de cualquier tiempo pasado fue mejor, aunque nos hace pensar que en el fondo en ninguna de las dos situaciones es oro todo lo que reluce, todo tiene sus luces y sus sombras.
El libro está bien escrito, es agradable de leer, sencillo y uno siente simpatía por la mayor parte de los personajes; si bien es cierto que la parte más interesante es aquella que se desarrolla en 1943.
Si hay que destacar algo negativo, quizá sería su final tan abrupto. La autora deja al lector con ganas de más.
Beatrice y Jessica pierden toda comunicación y por tanto nunca llegamos a descubrir cómo termina todo para ambas.
Un pequeño epílogo no vendría mal en este caso.
Así y todo, es una novela totalmente recomendable.


7 comentarios:

  1. ¿Lo has leido en español o en italiano? Que buena pinta tiene ;-)

    ResponderEliminar
  2. Lo he leído en italiano.Si te interesas, ya sabes... ;)

    ResponderEliminar
  3. No conocía el libro pero tiene buena pinta, sobre todo por la época en la que se sitúa que me atrae bastante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, está entretenido.La pena es que creo que no lo han publicado en español :(

      Eliminar
  4. Coincido con tu crítica! El libro me ha gustado también, pero creo que el final termina muy abruptamente, cuando se podría haber sacado mas jugo a la historia, no sé...
    Es bastante divertido y comprensible ver las historias de las dos jovencitas en diferentes etapas de la historia y del tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado.
      Lástima que la autora no haya publicado nada más...

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!