jueves, 11 de abril de 2013

Los libros de mi infancia

Hoy quiero hablaros de unos libros a los que tengo muchísimo cariño. Se trata de la serie de libros infantiles escritos por la británica Richmal Crompton que tienen como protagonista a un niño de 11 años llamado Guillermo Brown.
Me estoy refiriendo a estos:



Estos libros, evidentemente, no fueron publicados por primera vez en mi época, sino mucho antes, pero yo los heredé de mi madre que a su vez heredó de mis tíos y poco a poco fui completando la colección.

Fue en 1935 cuando la editorial Molino publicó el libro Travesuras de Guillermo (Just William, 1922) la primera entrega de las aventuras de Guillermo Brown.

Guillermo es un niño extraordinariamente travieso, divertido, imaginativo, rebelde y también feliz, cuyas peripecias se desarrollan en la Inglaterra rural.
Su pandilla, Los Proscritos, lo acompaña en sus fascinantes aventuras. "Los proscritos –escribe Fernando Savater– son la libertad en compañía. Tienen mucho de fratría de cazadores nómadas y bastante de tripulación de bucaneros".


Es una lástima que hoy día estas pequeñas joyas estén descatalogadas.
Mi colección no está del todo completa pero he logrado encontrar algunos de los libros en librerías de viejo o por internet.
¡¡Y es que Guillermo y sus aventuras me siguen apasionando como el primer día!!

Creo que los niños de hoy no conocen ni a la autora ni a sus libros y me encantaría que Guillermo fuera "rescatado" al igual que se ha hecho ya con los libros de Enid Blyton o Los Hollister.

Una pequeña biografía de su autora:



Fue el segundo de los vástagos del reverendo anglicano Edward John Sewell Lamburn, pastor protestante y maestro de la escuela parroquial, y de su esposa Clara, nacida Crompton.
Richmal Crompton acudió a la School St Elphin's para hijas de clérigos anglicanos y ganó una beca para realizar estudios clásicos de latín y griego en el Royal Holloway College, en Londres donde se graduó de Bachiller en Artes. Formó parte del movimiento sufragista de su tiempo y volvió para dar clases en St. Elphin's en 1914 para enseñar autores clásicos hasta 1917; luego, cuando contaba 27 años, marchó a la Bromley High School al sur de Londres, como profesora de la misma materia hasta 1923, cuando, habiendo contraído poliomelitis, quedó sin el uso de la pierna derecha; a partir de entonces dejó la enseñanza, usó bastón y se dedicó por entero a escribir en sus ratos libres. En 1919 había creado ya a su famoso personaje Guillermo Brown, protagonista de treinta y ocho libros de relatos infantiles de la saga Guillermo el Travieso que escribió hasta su muerte.

En ningún país alcanzó la serie de Guillermo tanto éxito como en la España de los cincuenta, a través de la popular colección  ilustrada con maravillosos grabados de Thomas Henry.
La larga saga de Guillermo Brown se tradujo a otras lenguas y fue adaptada a la televisión; en 1969 la prensa británica calculaba que ya que las ventas de los libros de Guillermo en el mundo habían alcanzado los nueve millones de ejemplares, en su época algo comparable al éxito de Harry Potter o los clónicos libros infantiles de Enid Blyton.




Y vosotros, ¿habéis leído alguno de sus libros?

12 comentarios:

  1. No conocía a Guillermo, Giada! a partir de ahora cuando vaya a alguna librería de ocasión me fijaré por si encuentro alguno :)

    ResponderEliminar
  2. No he leído ninguno, y solo los conocía de oídas..

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  3. Nunca fui lectora de Guillermo. Yo era más de Enid Blyton y sus Cinco, Siete secretos y el resto.
    Todas esas lecturas al igual que Guillermo ya no se aprenian hoy en día.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. No hemos leído ninguno de los libros de Guillermo, pero tampoco descartamos leerlos en el futuro ;) Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. No conocía a Guillermo... Gracias por acercarnos a él!

    ResponderEliminar
  6. Pues no, Ginger, la verdad es que ni me suenan, y ahora y me cogen un poco mayorcita para ponerme con ellos, jeje.
    Besos,

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito recuerdo el que has compartido con nosotros. Muchas gracias, que los conserves muchos años ya ver si hay suerte y completas la colección.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Los recuerdo pero nunca llegué a leer ninguno. Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Voto a favor del rescate de Guillermo!! Aunque seguidora de los cinco (y de los siete...) también fui lectora de Guillermo. Gracias por traer su recuerdo.

    ResponderEliminar
  10. Yo tengo unos cuántos, algunos que conservo de mi infancia y otros que conseguí en La cuesta de Moyano, pero es verdad que son difíciles de conseguir. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Pues no he leído ninguna aventura de Guillermo, pero sí tengo alguno de Enid Blyton, y grandes recuerdos al igual que tú. Ójala puedas completar la colección.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Que bien tener libros así de antiguos, yo también guardo algunos de mis familiares, que también tienen muchísimos años algunos 60 o más. Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!