lunes, 9 de diciembre de 2013

La segunda vida de Viola Wither


Autor: Stella Gibbons
Editorial: Impedimenta
ISBN: 978-84-15578-02-4
Páginas: 464
 
 
Viola Wither es una chica encantadora y no muy avispada que se casa con un hombre con posibles al que no ama realmente. Cuando su marido fallece, Viola se queda en la más absoluta miseria, por lo que no tendrá más remedio que vivir con su familia política en The Eagles, una casa en la que todo es tristeza y oscuridad. El señor Wither es un hombre tacaño y gris. La señora Wither la ignora desde el principio y sus dos cuñadas, Tina y Madge, piensan demasiado en sí mismas como para ocuparse de ella. Por fortuna, siempre existirán las fiestas benéficas y la posibilidad de cruzarse en ellas con Victor Spring, el ídolo local, un hombre rico y algo superficial con el que todas las mujeres sueñan en silencio.
 
 
Éste es el tercer libro que leo de Gibbons y la verdad es que hasta ahora no me ha defraudado.
 
La joven Viola y es una muchacha viuda (que no se casó en absoluto por amor) y que cuando su marido muere, al ser huérfana y no tener casi dinero, es acogida en casa de sus suegros, los Wither. Allí tendrá que convivir no sólo con la estrafalaria pareja sino también con sus dos hijas solteras, Tina y Madge. Ambas viven en su mundo particular aunque el lector pronto descubrirá que, aunque en principio no lo parezca, las dos tienen anhelos y sueños muy profundos.
 
Esta novela tiene tintes románticos pero la fina ironía de Gibbons se deja ver desde la primera página.
La escritora refleja la situación (penosa en mi opinión) de la mujer británica del periodo de entreguerras e ironiza a su vez sobre la sociedad de la época.
 
Junto a los Wither, iremos conociendo un elenco de personajes que rodean a la protagonista y que de una manera u otra influirán en ella hasta llevarla a cumplir su destino soñado.
 
Debo decir que Viola no ha despertado en mi demasiadas simpatías: se muestra como una mujer sumisa y algo pánfila al inicio de la historia aunque si es cierto que me sorprenderá en algunos momentos de la narración con alguna chispa de lucidez y alguna frase sensata.
Lo mismo me ocurre con Victor Spring (el otro, digamos, protagonista), un joven rico, despreocupado y algo pagado de sí mismo.
Sin embargo, los secundarios Tina Wither y Saxon el chófer lograron captar mi atención desde el principio tanto por su historia  como por su personalidad, llena de matices, de luces y de sombras.
 
El final, como en una buena novela romántica, es el esperado pero no por ello flojo o descafeinado.
Podríamos decir que estamos ante una moderna Cenicienta  en una historia muy entretenida, bien escrita y con ese punto humorístico que caracteriza a la autora.
 
Si aún no habéis descubierto la obra de Stella Gibbons os la recomiendo encarecidamente.


 




¡¡¡Y NO TE OLVIDES DEL SORTEO ANIVERSARIO DEL BLOG.
FECHA LÍMITE: 25 DE DICIEMBRE!!!


15 comentarios:

  1. Yo leí La hija de Robert Poste y tengo pendientes los otros dos. Caerán. jejeje.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leer a esta escritora. He visto muy buenas reseñas de ella, y me gusta mucho la época en la que están situadas sus novelas, o sea que anotada queda.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. No termina de llamarme pero gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Tengo este libro pendiente de la autora y como a ti los anteriores no me han desilusionado para nada. Espero poder leerlo lo antes posible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Tengo pendiente está autora, creo que su ironía me iba a gustar. A veces los "secundarios" nos gustan más que los protagonistas. Le daré una oportunidad. Besos

    ResponderEliminar
  6. Me gusta lo que nos cuentas. Haciendo caso a tu recomendación me lo llevo apuntado.
    Muchas gracias por tu reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Aun no he leído de esta autora, quizás me lo apunte.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No me he estrenado aún con Stella Gibbons, ya me vale... Me llama la atención que te haya gustado pese a no simpatizar con los personajes principales.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Este libro caerá, que no es la primera reseña positiva que leo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Leí La hija de Robert Poste, que me gustó mucho, así que tengo éste apuntado y caerá pronto. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Tengo pendiente de leer La hija de Robert Poste espero leerlo pronto y poder seguir con la saga, un beso

    ResponderEliminar
  12. No me he estrenado, no, pero este libro no para de tener muy buenas críticas, a pesar de que no has conseguido conectar del todo con la protagonista. El toque de humor es lo que más me llama.

    ResponderEliminar
  13. Tengo que leer los libros de Gibbons, que parece ser de los que dejan buenas sensaciones... a ver si logro hacerles hueco algún día! 1beso!

    ResponderEliminar
  14. Me encanta la fina ironía que destila esta autora. Estoy deseando también repetir con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Tengo ganas de leerla. Hay un libro suyo en mi estantería esperando turno =)

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!