domingo, 9 de junio de 2013

Cranford


Auto: Elizabeth Gaskell
Editorial: Alba minus
ISBN: 9788484287261
Nº de páginas: 296 págs.
 
Una imborrable crónica de las vicisitudes de un pequeño pueblo inglés.
A través de la emblemática figura de unas hermanas solteronas asistimos a los pequeños y grandes acontecimientos de una pequeña comunidad. El paisaje, la ambientación e incluso los personajes de esta novela están tomados del pueblecito en que la autora pasó su infancia, Knutsford, y en un retrato lleno de humor y afecto se nos presentan valores y costumbres que la Revolución Industrial estaba transformando rápidamente.
 
 
Sigo con mis lecturas de la época victoriana y con Elizabeth Gaskell que me gusta especialmente.
Esta vez, ha sido relectura porque el libro lo leí hace tiempo (aunque en inglés) y ahora me apetecía leerlo de nuevo y con más tranquilidad en castellano.
La novela es una delicia porque conocer a los habitantes del pueblo de Cranford es quererlos desde el primer minuto.
Gaskell no sólo nos habla de las peculiaridades de sus habitantes, sino que nos cuentas sus historias (algunas que hacen reír, como la de la vaca y su pijama de franela y otras que nos encogen el corazón como el Capitán Brown y sus hijas o el pobre Peter).
Y es que ninguno de los personajes tiene desperdicio.
La narración en esta ocasión corre de la mano de la señora Mary Brown que alojada como huésped en la casa de la señorita Matilda (Matty) Jenkins nos cuenta todo lo que va aconteciendo a lo largo de varios años.
 
La novela es amena y por su extensión y por la forma de escribir de Gaskell no se hace pesada en ningún momento.
Puede chocar al lector el que la narración parezca en un principio que no tiene continuidad, y es que la autora concibió esta historia en sus inicios no como una novela sino como una serie de relatos que se publicarían semanalmente en una revista.
 
Si aún no habéis descubierto a Elizabeth Gaskell os recomiendo que empecéis con este libro. Seguro que os gustará.



 

lunes, 3 de junio de 2013

Un sorteo más

El blog Cazando estrellas sortea un ejemplar de "Enterrado en vida" de Arnold Bennett que tiene una pinta estupenda.
Toda la información en su blog.

domingo, 2 de junio de 2013

La sinfonía del tiempo breve


Autor: Mattia Signorini
Editorial: Seix Barral
ISBN: 978-84-322-2871-1
Nº de páginas: 192
 
Green Talbot nace en 1919 en Tranquillity, un pueblo donde el tiempo se estanca perezoso. Cansado de una vida hecha de certezas, Talbot se lanza a un viaje sin destino. En su camino aprenderá a escuchar a las personas, a la naturaleza y a los animales, y tendrá una posibilidad única: podrá surcar el tiempo y el espacio y estar presente en los acontecimientos más relevantes del siglo XX.
La sinfonía del tiempo breve es el relato de una vida que es todas las vidas; una novela de aventuras, una alegoría de la existencia y una forma de descubrir el universo imaginario de lo que es esencial. Una historia para quienes viven la vida con curiosidad y defienden el derecho a ser diferentes.
 
 
La historia narra las peripecias del joven Green Talbot que por avatares del destino decide abandonar el pueblo que le vio nacer y en el que nunca pasa nada y se lanza a la aventura para ver el mar y descubrir el mundo.
Green, no sólo conocerá el ancho mar sino también a personas (y animales) muy interesantes que le darán grandes lecciones de vida.
Y también conocerá el amor, amor con mayúsculas que le impulsará a dejarlo todo sólo para perseguirlo y lograrlo.
 
La novela es bastante breve pero llena de intensidad.
Sólo hacia el final del libro nos damos cuenta que la historia ha sido un flash- back, una narración hecha de recuerdos de un anciano, ahora recluido en un hospital que espera el final de sus días y que cada jueves cuenta la historia de su vida al joven médico que lo asiste.
La narración quizá sea algo precipitada, a veces  el autor no profundiza la suficiente en los hechos, quizá todo esté algo difuminado (como los propios recuerdos de Green), aunque también pienso que puede que el autor es lo que realmente quiso plasmar.
 
Esta fabula escrita por un joven autor es un canto a la vida, a la obligación que tenemos todos los seres humanos de aprovechar el tiempo, porque éste pasa muy rápidamente.
Un libro entretenido que me ha recordado (y creo que a más de uno también) en cierta manera a "Big fish".