jueves, 13 de febrero de 2014

Me encontrarás en el fin del mundo




Autor: Nicolas Barreau
Editorial: Espasa
ISBN: 9788467008807
Nº de páginas: 248
 
 
El atractivo Jean-Luc Champollion es el propietario de una galería de arte en París. Acostumbrado a tener éxito con las mujeres, su única ambición es disfrutar de la vida en compañía de hermosas damas y de Cézanne, su adorado perro dálmata. Un día, Jean-Luc recibe una misteriosa carta de amor... sin remitente. Intrigado, acepta el juego que le propone la desconocida y, sin pensárselo dos veces, inicia con ella una deliciosa correspondencia por e-mail. Por supuesto, lo único que quiere es descubrir la identidad de esa mujer que tantos detalles conoce de su vida y a la que nunca ha visto en persona... ¿o tal vez sí? Evidentemente, el destino tiene otros planes...
 
Llegué a la lectura de este libro sin demasiadas expectativas.
Es el segundo que leo de este autor y aunque el primero me pareció entretenido no pasará a los anales de la historia como una buena novela.
Otro tanto ocurre con ésta.
Partimos de un argumento bastante peliculero: chico recibe cartas anónimas de una chica que se hace llamar Principessa y que decide declararle su amor por vía epistolar.
Parece que la chica en cuestión conoce muy bien a nuestro protagonista pero él no tiene ni idea de quién puede ser ella.
Y así comienzan las indagaciones por parte de Jean- Luc que, debo decir, anda bastante perdido.
El protagonista está rodeado de un elenco de secundarios que aunque son más interesantes que él no aportan nada a la narración.
El autor nos describe París, nos hace una enumeración de varios lugares para visitar, comer, dormir etc (más parece una guía de viajes que un libro) y la narración en ocasiones se hace pesada (y eso que no son ni 300 páginas!). El libro es ñoño y simple, sinceramente.
El misterio sobre la identidad de la Principessa no es tal, ya que a medida que nos acercamos al final ya intuimos más que de sobra quién es. Y como en todas estas novelas románticas, el final es feliz y los protagonistas comen perdices.
La parte positiva: se lee rápido, no nos quita demasiado tiempo y se olvida igual de rápido. La negativa: la manía del traductor de escribir frases en francés para a continuación traducirlas. Innecesario y reiterativo.

 
 


10 comentarios:

  1. Leí el de las sonrisas y atardecer en París que no me gustó nada y opino más o menos como tú. Este no me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  2. Coincido bastante contigo. Un libro para pasar un rato sin mayores pretensiones.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. No lo he leído, pero tampoco me termina de convencer el argumento. Quizás en una película podría funcionar, pero como libro no me llama demasiado, así que lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me parece que voy a abstenerme de leer estas historias, a pesar de París, que es una ciudad que me gusta mucho. 1beso!

    ResponderEliminar
  5. No me llamaba mucho y viendo tu reseña, me quedo igual, sin que me llame.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Este autor no me llama mucho y por muy rápido que se lea creo que no será un libro de esos que coges entre lecturas o cuando necesitas algo ligero. Mi lista d ependientes y yo te damos las gracias ;)

    Bun finde!

    ResponderEliminar
  7. Este autor se ha ido cayendo de mis lista, no sé si me animo a leerlo de momento.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Después de leer "La sonrisa de las mujeres" y ojear el que se publicó después, llegué a la conclusión de que Barreau podía ser perfectamente prescindible. Con tu reseña no haces más que confirmármelo.
    Besucos ;)

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que tengo ganas de leer al autor, empezaré con otro, que ya anda por casa =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Qué poquita nota, por lo que he leído, parece que todos sus libros van en la misma línea y que el primero es el mejor, así que será ese el que lea.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!