lunes, 24 de marzo de 2014

El día que vendrá



Autor: Rhidian Brook
Editorial: Lumen
ISBN: 9788426400093
Nº de páginas: 384
Título original: The Aftermath

Finalizada la segunda guerra mundial, Hamburgo ha sido ocupada por los británicos. El coronel Lewis Morgan y su familia se instalan en una de las mansiones requisadas a los alemanes. La integridad y el deseo de confraternización del coronel hacen que llegue a un acuerdo con los ocupantes de la casa, la familia Luber, compuesta por un arquitecto viudo y su hija adolescente, para que ambas familias puedan convivir en armonía. Este es el punto de partida de El día que vendrá, donde no solo se divide una casa:los Morgan en el primer piso, los Lubert en el segundo#, sino donde los personajes han creado compartimentos estancos dentro de sí mismos para poner a raya sus traumas y sobrevivir. Cuando esa frontera se desmorone, los sentimientos largo tiempo contenidos no tardarán en resurgir. De esta forma Villa Lubert es el microcosmos que refleja las fronteras, el recelo, la sospecha que se cernió sobre la Alemania ocupada por los aliados tras la Segunda Guerra Mundial, pero también la redención y el perdón.


Esta novela llegó a mis manos por casualidad y sin saber apenas nada de ella (solamente que estaba ambientada en  Alemania tras la II Guerra Mundial) empecé su lectura.
Debo decir que me ha gustado aunque voy a poner algún que otro pero.

La ambientación es excelente: nos encontramos ante una Alemania (y concretamente en este caso la ciudad de Hamburgo) devastada tras los bombardeos aliados y el final de la guerra. Los ingleses se instalan en ella para su "reconstrucción"; y lo pongo entre comillas porque verdaderamente su labor dejaba bastante que desear.
La premisa fundamental era la de desconfiar de todos los alemanes ya que no se sabía quien estaba "limpio" y quien no.

En este contexto es en el que vivirán los Morgan.
El coronel Lewis Morgan se reunirá con su familia en Hamburgo y los tres, el padre, la  madre y el hijo Ed vivirán en una de las casas que el ejercito inglés confiscaba a los alemanes pero con una peculiaridad: la compartirán con el dueño de la casa (un arquitecto viudo y su hija, una adolescente resentida por la pérdida de la madre y que obviamente culpa a los ingleses de todos sus males).

Sin embargo, Lewis no es un oficial al uso, él cree en el perdón, en las segundas oportunidades y en sanar las heridas que se han producido como consecuencia del conflicto.
Y su tarea será harto difícil ya que su familia ha experimentado un gran dolor con la pérdida del hijo mayor en un bombardeo. Es por ello que su mujer Rachael no verá con buenos ojos el arreglo al que ha llegado su marido.

Primero, la convivencia se hará increíblemente complicada por el resentimiento y los prejuicios de ambas familias: sólo Lewis y el señor Lubert parecen estar dispuestos a perdonar y olvidar.
Pero poco a poco las cosas van cambiando tanto para Rachael como para el pequeño Edmund.

Asimismo viviremos también el sufrimiento de los alemanes, que como perdedores de la guerra no tenían derecho a nada. La mayoría de ellos carecían de un sustento, no podían trabajar y  miles de niños huérfanos malvivían y mendigaban por las calles.

Creo que la visión que nos da Brook de esa época tan convulsa y difícil es muy interesante, ya que no se posiciona del lado de los vencedores ni de los vencidos sino que intenta ejercer de espectador para que el lector comprenda cómo era la realidad de la época.

Ahora va mi "pero". Esperaba algo más de profundidad en cuanto a sentimientos. En el caso de Rachael, por ejemplo, se muestra muy fría y quizá me hubiese gustado ver algo más de humanidad en una madre que ha perdido a un hijo (aunque a medida que avanza la historia si hay un cambio en ella). La relación con el hijo es casi inexistente aunque puede entenderse en parte.
Y el segundo pero sería el poco desarrollo que el autor da a la historia de los huérfanos (quizá hasta se podía haber obviado en parte).

Así y todo es una historia interesante y bien escrita que se lee con agrado.


 

11 comentarios:

  1. Descubrí hace poco este libro y me llamó mucho la atención, me sigue interesando leerlo a pesar del punto negativo que has señalado
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Por fin, vamos al paso siguiente a la guerra. Los peros me parecen bastante importantes y creo que le restan humanidad a los personajes. Aun así suena una historia interesante y menos manida.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Creo que lo leeré, pese a tus "peros" porque me gusta esa visión de la alemania vencida y sobre la que también se ejerció mucho desmadre.

    gracias Ginger. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me lo llevo con reservas. Los "peros" me echan un poquito para atrás, pero el contexto y la ambientación que describes me atraen.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía..pero la sinopsis tiene muy buena pinta. Aunque tus puntos negativos sean importantes... Me apetece el libro. Lo apunto.. Gracias! Besos

    ResponderEliminar
  6. Pintaba bastante bien este libro, pero los peros que señalas me pesan...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Me echa bastante para atrás el gran pero que has sacado a la profundidad de personajes. Eso, sumado a que ya no me llama demasiado el libro, hace que lo descarte.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. La novela tiene buena pinta pero los peros que pones son para pensarselo, un beso

    ResponderEliminar
  9. La sinopsis me gustaba, eso de las segundas oportunidades y demás, pero tus "peros" restan mucho atractivo para mí a la novela...
    Besos,

    ResponderEliminar
  10. Sí, pero no, pero sí, pero... veremos. De momento no me la llevo, aunque nunca se sabe.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  11. Tengo esta novela en inglés y pienso leerla la semana que viene como continuación de un "tren" lectivo en el que caí con algunos reportajes sobre los países del Eje después de la guerra y el desmadre que fue la ocupación aliada de lo que iba a convertirse en la RFA. Dicho eso, NADA se acerca en su crueldad a la venganza que se tomaron los rusos a la población civil, sobre todo las mujeres. Un tema muy complicado y de difícil tratamiento. Seguramente leeré la novela y te diré qué me pareció. Saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!