viernes, 19 de septiembre de 2014

Vidas erráticas




Autor: Gianni Celati
Editorial: Periférica
ISBN: 978-84-92865-02-4
Nº de páginas: 144
Título original: Vite di pascolanti

Son los años cincuenta en una ciudad italiana de provincias con cines, paseos y amores imposibles. La ciudad crece en la periferia, como crecen también los jóvenes amigos del narrador, un Celati inspiradísimo que compone tres historias memorables que se leen como una sola novela de iniciación.
Extraordinario libro, en ambos sentidos: excelente pero también singular, fuera de lo común, y tan fácil de leer como difícil de olvidar. Divertidísimos a la vez que entrañables, los personajes están dibujados con pulso maestro en dos trazos, pero resulta imposible olvidarlos. Recuerdan a Bartleby, aquella creación de Melville: preferirían siempre no hacer nada.
Pucci y su madre, Zoffi el filósofo de estanco y héroe moderno, el escritor Tritone. Chicos gordos y nómadas, chicos flacos convertidos en golfos de billar...
La concesión del Premio Viareggio a esta obra sólo ratificó lo que muchos lectores ya sabían: Vidas erráticas es la gran obra de madurez de uno de los mayores escritores europeos de este cambio de siglo.



Este maravilloso, y desconocido en España, escritor italiano rescata del baúl de sus recuerdos estas tres fantásticas historias.
Son historias de chicos (supuestamente que el propio Celati conoció en su juventud) que ven la vida pasar, vagabundean sin una meta o un fin. Cuenta de estas "vidas erráticas" con voz de narrador maduro que recuerda su pasado y ofrece al lector un conjunto de relatos que forman un todo perfecto, eslabones de una misma cadena: siempre en el centro jóvenes en ese momento,a veces tan complicado, entre la adolescencia y la vida adulta.

Relatos divertidos y a la vez con un punto de melancolía. Como si estuviésemos ante un viejo álbum de fotos en blanco y negro. Ante una ciudad en la que todavía existen los pequeños comercios, bares o casas de comida, la gente conoce a sus vecinos y aún tiene tiempo que perder ( desgraciadamente no como ahora, siempre con prisas, en constante movimiento, preocupados sólo por el dinero o la posición).

Celati se centra en tres personajes fundamentalmente: Pucci, un chico silencioso que vaga por la ciudad acompañado de su colega, el gordo Bordignoni cuya única obsesión son las mujeres de pechos grandes; Zoffi, joven inteligente y estanquero "a la fuerza" tras la muerte de su padre al que apasiona la filosofía y discutir del sentido de la vida y Tritone, escritor de novela histórica, gloria nacional pero inseguro sobre su talento.

La ciudad donde se desarrolla el libro podría ser cualquier ciudad de provincias española o italiana. Una ciudad casi vacía, dormida en el tiempo...

Gianni Celati nos regala en pocas páginas un fresco maravilloso con un lenguaje sencillo, coloquial. Todo muy cinematográfico.

Si os gusta la literatura italiana os recomiendo descubrir a este reconocidísimo autor.















13 comentarios:

  1. Pues no termina de atraerme, así que esta vez lo dejo pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía pero los libros de relatos no son lo mío
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No me acaba de convencer a mi tampoco esta vez.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Pues no lo conocía pero tomo buena nota para echarle un ojo.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. El relato es un género que me gusta mucho pero en esta ocasión no tengo claro de que estos me gusten.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta la ambientación pero me ha dado la sensación de que la historia en realidad no va a ninguna parte, la veo un poco sosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. En principio no me llama la atencion asi que lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola. Me ha gustado mucho esta entrada y, por lo que comentas de este libro, me ha venido a la cabeza el cine italiano de los años cincuenta que tanto me gusta. Me apunto el libro y el autor, al que no conocía, y lo leeré seguro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. El libro lo tengo :) Me gusta esa sensación que describes de que es como mirar un álbum de fotografías en blanco y negro, una actividad que hago exactamente como cuentas de la lectura: entre divertida y con añoranza.

    Gracias, Ginger. Besos!

    ResponderEliminar
  10. No suelo leer muchos relatos. Pero este libro parece estar bien. Lo tendré en cuenta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues sí que se ve muy cinematográfico. Me recuerda en este sentido a Buenos días, Tristeza, de Francoise Sagan, donde se puede visualizar perfectamente cada escena, pero en este caso a todo color, el color del Mediterráneo...
    Besines,

    ResponderEliminar
  12. Pues me ha llamado mucho la atención, creo que podría gustarme =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  13. Me encanta percibir esa sensación de nostalgia, me lo llevo!! Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!