sábado, 20 de junio de 2015

Mañana puede ser un gran día



Autor: Betty Smith
Editorial: Lumen
ISBN: 9788426402004
Páginas: 352
Título original: Tomorrow Will Be Better

Lumen rescata Mañana puede ser un gran día, de la autora de la conmovedora novela Un árbol crece en Brooklyn Estamos en Brooklyn y corren los años veinte. La chiquilla que conocimos en Un árbol crece en Brooklyn, la primera novela de Betty Smith, es ahora una joven mujer de nombre Margie, decidida a escapar de la pobreza y mediocridad que la rodean en su casa, donde los días transcurren entre las horas de oficina, las quejas de una madre dominante y los gestos tímidos de un padre derrotado por la falta de ambición y cariño. Margie sueña mientras camina por las calles frías de su barrio, pero finalmente las viejas costumbres se imponen: solo el matrimonio y el gobierno de una casa propia podían ofrecer a una mujer de aquellos tiempos cierto margen de libertad, y así la joven se casa con Frankie Malone, un hombre que tiene poco que contar y mucho que esconder... Esta historia, la de tantas parejas que callaron a principios del siglo XX, cobra sentido gracias al talento de Betty Smith, a sus ganas de hablar y mostrar los hilos rotos con que se tejió el gran sueño americano.


Después de leer hace ya algunos años la novela Un árbol crece en Brooklyn busqué y rebusqué más libros de esta autora. Encontré otro más (en inglés) y descubrí con alegría que Lumen iba a publicar este libro en castellano.
En cuanto salió al mercado no dudé en comprarlo y en devorarlo porque me ha durado dos tardes.
Pensar que esta novela es una especie de continuación de su libro anterior es un error. Comparar ambas,en parte también es un error.
Es cierto que los dos libros tienen un escenario común: el Brooklyn de los años 20 y también es cierto que coinciden en cuanto a la clase social de los personajes: pobres muchachos y muchachas, hijos de padres trabajadores, en ocasiones inmigrantes y el 100% de las veces insatisfechos con su vida.
Pero ahí acaba todo.
 
Aquí encontramos a Margie Shannon, hija única de familia irlandesa que sueña con hacerse adulta, trabajar e independizarse. Abandonar el nido es su máxima preocupación y anhelo pero como muchas mujeres de su época la única salida que encuentra para ello es el matrimonio.
Margie conoce a Frankie Malone, un joven pobre como ella y con sueños de prosperar y ser alguien en la vida.
Aunque entre los chicos no surge un amor apasionado hay entendimiento y un deseo común lo que hace que quieran lanzarse a la aventura de compartir su vida.
Con la oposición de ambas familias, comienzan esta nueva andadura con mucho optimismo y pocos recursos pero pronto Margie comprenderá que nada es como se imagina, que la vida no es de color de rosa y que su matrimonio no es idílico.
Esta historia nos habla de pobreza, de sueños truncados y sobre todo de la familia, de las relaciones de pareja, de la vida cotidiana de dos jóvenes.
La protagonista de la historia es sin duda ella, Margie pero Smith nos presenta un elenco de personajes secundarios deliciosos y con mucho que decir: desde la familia de Margie, los Shannon, pasando por Frankie y la familia Malone o las amigas de la oficina donde Margie consigue su primer empleo y el dulce señor Prentiss.
 
En ocasiones se me hace extraño pensar que la novela fue escrita hace casi 70 años ya que los temas que trata aún están absolutamente vigentes: las relaciones humanas, la búsqueda del éxito no solo profesional sino personal, el amor y el desamor, son atemporales.
En todo ello reside el secreto de esta novela.
La prosa de Smith es fluida y amena y los diálogos son tan auténticos que es como si los estuviésemos viviendo en primera persona.
Es cierto que las cosas han cambiado en cierto sentido pero desgraciadamente a las mujeres aún nos queda mucho camino que recorrer.
Novela absolutamente recomendable sobre el paso de la niñez a la madurez que nos dejará ese mensaje de esperanza de que, como dice el título, mañana todo irá mejor.






10 comentarios:

  1. Ya lo tenía apuntado y me apetece mucho por la ambientación. No he leído nada de la autora, me llama más que el anterior. Sí, es verdad que no hemos cambiado tanto como nos gusta pensar.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra saber que no es exactamente una continuación de Un árbol crece en Brooklyn porque tenía la sensación de que así se estaba "vendiendo". De todas formas quiero leer antes Un árbol crece en Brooklyn, que lo tengo y luego seguir con este. Y sí, tienes razón, hay temas atemporales ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. A mí Un árbol crece en Brooklyn no me entusiasmó pero aún así me apetece repetir con la autora y este libro me llama la atención
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Por ahora lo voy a dejar pasar que no me termina de convencer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me gustó mucho Un árbol crece.. y me había ya fijado en este libro. Y por tu reseña, creo que también lo disfrutaría.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Los happy twenties en Brook,yn,me apunto todos los que citas jajajja, me vienen además no sabes como de bien. Un beso :)

    ResponderEliminar
  7. Leí el primero y creo que no me terminó de convencer, aun así tengo ganas de probar con este.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Precisamente tengo en mente leer próximamente "Un árbol crece en Brooklyn". Desconocía la existencia de este otro libro y me alegra saber que no es exactamente una continuación. De todas formas empezaré por el primero y veremos si luego me animo con este.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Qué ganas le tengo a este libro!! Y me apunto tu consejo de no comparar porque es cierto que a veces con libros que han marcado tanto, el siguiente aún siendo bueno parte en desventaja. Así que me lanzaré a por él y ya te cuento!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!