viernes, 17 de octubre de 2014

El código de los Wooster



Autor: P.G Wodehouse
Editorial: Versal
ISBN: 8478760539
Nº de páginas: 216
Título original: The Code of the Woosters


Bertie Wooster se levanta con una tremenda resaca de la despedida de soltero de Gussie Fink-Nottle, su amigo amante de los tritones. Aún convaleciente, le manda llamar la temible tía Dahlia para que vaya a un anticuario y desprecie una jarrita de leche en forma de vaca del s.XVIII, a la que su marido coleccionista ha echado el ojo, para desmoralizar al anticuario y que baje el precio. Ni que decir tiene que Bertie fracasa en tan delicada misión y la némesis de su tío, sir Watkyn-Robbins, futuro suegro de Gussie, acaba comprando la jarrita-vaca. Sobra decir que Jeeves y Bertie tendrán que recuperarla por todos los medios a su alcance.



Wodehouse es uno de mis autores comodín. Me refiero con esto a que siempre recurro a él cuando tengo un bajón lector o cuando quiero desintoxicarme de lecturas más profundas. Nunca me falla.

Bertie Wooster y Jeeves son dos personajes maravillosos. Leyendo sobre sus aventuras y desventuras siempre termino de buen humor, con una gran sonrisa en los labios. ¡Y qué mejor terapia que el humor!

En esta ocasión nuestros dos héroes deben llevar a cabo una complicada misión: recuperar por encargo de la tía de Bertie una jarrita- vaca de plata que por azares de la vida el mayor rival de su tío le ha arrebatado a éste.
El problema está en que el señor es cuestión es un viejo conocido de Bertie del que no guarda muy buen recuerdo.
Así que aunque la cuestión parece sencilla a primera vista siempre que Wooster está de por medio la cosa se complica sin remedio.
No sólo deberá salvar el honor de la familia sino que también deberá conseguir que dos jóvenes parejas de amantes logren su propósito de contraer matrimonio.
Todo ello bien sazonado de situaciones absurdas, hilarantes y enredos sin fin en el que Bertie (casi) siempre sale mal parado y el mayordomo Jeeves (hombre inteligente y conocedor de la naturaleza humana) debe acudir al rescate "desfaciendo" el entuerto.

Podemos decir que es un ejemplo perfecto de "cómo orquestar un buen plan y que todo salga terriblemente mal". Ahí está la gracia del libro.
La desesperación de Bertie es tal que produce risa y los personajes que lo rodean, tanto femeninos como masculinos, no tienen desperdicio (no os perdáis la tendencia de tía Dahlia a destrozar todo lo que tiene a mano).

Se trata, pues, de una novela divertida, entretenida al máximo y que se lee del tirón. Absolutamente recomendable para los fans de Wodehouse y para los que todavía no lo hayáis descubierto, sólo una cosa: ¿a qué estáis esperando?




 

28 comentarios:

  1. No la conocía pero me gusta y creo que necesito una lectura divertida que ultimamente no salgo de los dramas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía pero me parece muy divertida y resfrescante. La tendré en cuenta si la veo por ahí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pues eso digo yo, que a qué espero... tengo que leer al autor, tu propuesta me ha convencido (más).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial! Ya me contará si te animas :)
      Besos

      Eliminar
  4. Oh yes! Esto es definitivamente para mí!
    Saludos y buen finde!

    ResponderEliminar
  5. Buena pregunta la última y no sabría qué responder.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje! Pues si al final te animas ya me contarás.
      Besos

      Eliminar
  6. Me apetece mucho, fresquito y que no me haga pensar demasiado. Me la apunto! Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    La verdad es que suena muy bien. Y hablando de sonar, estos Wooster y Jeeves no son los de la serie aquella que hacían Hugh Laurie y Stephen Fry? Nunca la he visto, solo cachitos por ahí sueltos, pero cuatro cosas que vi y ya estaba rodando por los suelos.
    Así que intuyo que el libro debe ser del estilo también. Me lo apunto, que siempre vienen bien libros ligeritos y diveertidos.
    Un saludín! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los mismos! Qué buena serie!!

      Saluditos :)

      Eliminar
  8. Pues no he leído nada de Wodehouse y tampoco es el tipo de libros que suelo leer. Pero como tu dices, para desintoxicarse de lecturas más profundas tal vez no sea una mala opción.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas seguro que te gustará :)
      Besos!

      Eliminar
  9. Este autor, y sus personajes, me gustan mucho. Muchas risas me he hecho con ellos...
    Besines,

    ResponderEliminar
  10. Gracias por mostrarmelo. Seguro me lo apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Me alegro de que te llame la atención :)

      Eliminar
  11. Pues me lo llevo, este tipo de lecturas e agradecen también. Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Mecáchis! Wodehouse... tienes razón, es un buen autor comodín. Leí mucho de él hace años, en una época que justamente era eso lo que necesitaba, divertirme leyendo. Y el caso es que hace mucho que no acudo a él, será cuestión de retomarlo. Por cierto que eso de como orquestar un buen plan y que luego todo salgo al revés se me da a mí muy bien :)

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me "empapé" de Wodehouse hace unos cuantos veranos y no lo había vuelto a leer desde hacía tiempo. Siempre es un placer.
      Gracias por comentar ;)
      Besos!

      Eliminar
  13. Apuntadísimo!!
    Creo que podría gustarme =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Eso me pregunto yo, a qué estoy esperando!! Es que mientras te leía. Si es que es el típico sentido del humor que a mí me hace muchísima gracia, además en la biblioteca a la que voy hay cantidad de libros suyos.

    Esto hay que remediarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate que seguro que no te arrepientes :) Ya me contarás!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!